Encuéntranos en Google+.

19 de junio de 2014

PANACOTA Y CONFITURA DE NÍSPEROS

No recuerdo haber degustado este típico postre italiano anteriormente hasta la semana pasada en un restaurante cercano al trabajo. Me pareció muy sutil, con sabor a lácteo avainillado y bastante neutro aunque perfectamente combinado con un coulis de arándanos y unas gotitas miel.


Típico postre italiano

La textura de la pannacotta era más compacta de la que hoy os presento debido a las proporciones utilizadas. Por ello, ésta es algo más ligera y os recomiendo la probéis pues es de agradecer que el postre no resulte pesado después de habernos comido dos platos.

Para darle la vuelta un poco a la presentación y conseguir un giro de sabor atractivo he decidido preparar una confitura de nísperos y al final añadir un toque cítrico que le va que ni pintado.

Estamos ante un postre de muy fácil y rápida preparación, y ya que estamos este mes también participo en el Reto de Junio de Cocineros del Mundo en Google+ en el apartado de dulce.

Así que entre el Cordero Al Estilo Marroquí y la receta de hoy espero haber compuesto un menú del agrado de todo el mundo o al menos atractivo para que os pique la curiosidad y os animéis a cocinar.

Ingredientes (para 6 postres)

Para la pannacotta

- 500gr. nata líquida
- 250gr. leche entera
- 75gr. azúcar
- 1 vaina de vainilla
- 4 láminas de cola de pescado o gelatina
- Ralladura de lima

Para la confitura de nísperos

- 500gr. nísperos
- 25gr. azúcar
- 1 chorrito de limón
- 1 chorrito de Brandy

Elaboración

De la pannacotta

1- Vertemos la nata y la leche en una cacerola, junto a la vaina de vainilla y el azúcar. Llevamos a ebullición y cuando rompa a hervir retiramos del fuego y reservamos.



Nata líquida y leche hervida


La vaina debemos introducirla con un corte longitudinal, desprendiendo previamente las semillas con un cuchillo, también en la cazuela.

2- Hidratamos las láminas de gelatina en agua fría, bastará con 1 o 2 minutos.


Hidratamos la gelatina


3- Escurrimos la gelatina e incorporamos en la olla. Removemos e integramos bien con el resto de ingredientes.


Mezclamos la gelatina con la nata


Entonces colamos y vertemos a otro recipiente.


Colamos para desechar la vaina de vainilla


4- Rellenamos unas flaneras individuales, la mezcla rendirá para 6 unidades, e introducimos en el frigorífico para que cuajen. Más o menos estarán preparadas en unas 4 horas.


Rellenamos las flaneras


De la confitura de nísperos

1- Limpiamos, pelamos y troceamos los nísperos.


Lavamos bien los nísperos


2- Colocamos en una olla junto al azúcar, removemos y dejamos reposar unos 20 minutos.


Añadimos azúcar y dejamos reposar


3- Añadimos un chorrito de limón, llevamos a ebullición y dejamos a fuego lento hasta que espese y adquiera la textura deseada. Justo al final, he añadido un chorrito de brandy y he flambeado los nísperos. Probadlo y veréis qué rico queda.


Flambeamos con brandy


4- Dejamos enfriar y reservamos para la presentación. Si no os gusta encontraros los trocitos de fruta podéis utilizar un pasapurés para obtener una deliciosa confitura de fruta triturada.


Utilizamos el pasapurés para triturar la confitura


Para la presentación vamos a disponer un poco de confitura como base del postre, sobre la cual colocamos la panacota y justo sobre ella ralladura de lima o limón.

Ahora os voy a contar cómo desmoldar gelatina fácilmente. En primer lugar, no tengáis la tentación de meter la puntita de un cuchillo por fino que sea porque saldrá mal. Es mucho más fácil que eso, simplemente sacad la flanera a temperatura ambiente y sumergid en agua tibia unos segundos; veréis cómo rápidamente la gelatina comienza a despegarse de las paredes del recipiente y sólo tendréis que poner un plato boca abajo sobre éste y darle la vuelta. ¿Fácil verdad?


Colocamos confitura como base del postre


Vais a comprobar cómo tanto el punto ácido de la confitura como el toque cítrico de la lima convertirán este postre, de sabor bastante neutro e incluso insulso para algunos, en una elaboración redonda y de categoría.

Así mismo, la combinación de 3 texturas diferentes conforman un resultado espectacular al que pocos podrán resistirse.


Desmoldamos la pannacotta y añadimos ralladura de lima


Ahora os toca a vosotros, a ver qué os parece.

4 comentarios:

  1. Pues que nos va a parecer?? una maravilla... y que me la llevo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Gracias de nuevo Victoria, ahora te mando un par a casa ;-)

      Eliminar
  2. Yo tambien he hecho panna cotta por primera vez hace poco tiempo, y me encanta! Casi siempre suelo verla com coulis de fresa ó de frutos rojos, y me gustó mucho esta idea de la confitura de nisperas. Menuda pinta tiene!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como te gusta, están tan ricos y a la vez estamos tan acostumbrados a los frutos rojos que a veces nos da pereza cambiar. Muchas gracias! Bss

      Eliminar

Sígueme por Email

19 de junio de 2014

PANACOTA Y CONFITURA DE NÍSPEROS

No recuerdo haber degustado este típico postre italiano anteriormente hasta la semana pasada en un restaurante cercano al trabajo. Me pareció muy sutil, con sabor a lácteo avainillado y bastante neutro aunque perfectamente combinado con un coulis de arándanos y unas gotitas miel.


Típico postre italiano

La textura de la pannacotta era más compacta de la que hoy os presento debido a las proporciones utilizadas. Por ello, ésta es algo más ligera y os recomiendo la probéis pues es de agradecer que el postre no resulte pesado después de habernos comido dos platos.

Para darle la vuelta un poco a la presentación y conseguir un giro de sabor atractivo he decidido preparar una confitura de nísperos y al final añadir un toque cítrico que le va que ni pintado.

Estamos ante un postre de muy fácil y rápida preparación, y ya que estamos este mes también participo en el Reto de Junio de Cocineros del Mundo en Google+ en el apartado de dulce.

Así que entre el Cordero Al Estilo Marroquí y la receta de hoy espero haber compuesto un menú del agrado de todo el mundo o al menos atractivo para que os pique la curiosidad y os animéis a cocinar.

Ingredientes (para 6 postres)

Para la pannacotta

- 500gr. nata líquida
- 250gr. leche entera
- 75gr. azúcar
- 1 vaina de vainilla
- 4 láminas de cola de pescado o gelatina
- Ralladura de lima

Para la confitura de nísperos

- 500gr. nísperos
- 25gr. azúcar
- 1 chorrito de limón
- 1 chorrito de Brandy

Elaboración

De la pannacotta

1- Vertemos la nata y la leche en una cacerola, junto a la vaina de vainilla y el azúcar. Llevamos a ebullición y cuando rompa a hervir retiramos del fuego y reservamos.



Nata líquida y leche hervida


La vaina debemos introducirla con un corte longitudinal, desprendiendo previamente las semillas con un cuchillo, también en la cazuela.

2- Hidratamos las láminas de gelatina en agua fría, bastará con 1 o 2 minutos.


Hidratamos la gelatina


3- Escurrimos la gelatina e incorporamos en la olla. Removemos e integramos bien con el resto de ingredientes.


Mezclamos la gelatina con la nata


Entonces colamos y vertemos a otro recipiente.


Colamos para desechar la vaina de vainilla


4- Rellenamos unas flaneras individuales, la mezcla rendirá para 6 unidades, e introducimos en el frigorífico para que cuajen. Más o menos estarán preparadas en unas 4 horas.


Rellenamos las flaneras


De la confitura de nísperos

1- Limpiamos, pelamos y troceamos los nísperos.


Lavamos bien los nísperos


2- Colocamos en una olla junto al azúcar, removemos y dejamos reposar unos 20 minutos.


Añadimos azúcar y dejamos reposar


3- Añadimos un chorrito de limón, llevamos a ebullición y dejamos a fuego lento hasta que espese y adquiera la textura deseada. Justo al final, he añadido un chorrito de brandy y he flambeado los nísperos. Probadlo y veréis qué rico queda.


Flambeamos con brandy


4- Dejamos enfriar y reservamos para la presentación. Si no os gusta encontraros los trocitos de fruta podéis utilizar un pasapurés para obtener una deliciosa confitura de fruta triturada.


Utilizamos el pasapurés para triturar la confitura


Para la presentación vamos a disponer un poco de confitura como base del postre, sobre la cual colocamos la panacota y justo sobre ella ralladura de lima o limón.

Ahora os voy a contar cómo desmoldar gelatina fácilmente. En primer lugar, no tengáis la tentación de meter la puntita de un cuchillo por fino que sea porque saldrá mal. Es mucho más fácil que eso, simplemente sacad la flanera a temperatura ambiente y sumergid en agua tibia unos segundos; veréis cómo rápidamente la gelatina comienza a despegarse de las paredes del recipiente y sólo tendréis que poner un plato boca abajo sobre éste y darle la vuelta. ¿Fácil verdad?


Colocamos confitura como base del postre


Vais a comprobar cómo tanto el punto ácido de la confitura como el toque cítrico de la lima convertirán este postre, de sabor bastante neutro e incluso insulso para algunos, en una elaboración redonda y de categoría.

Así mismo, la combinación de 3 texturas diferentes conforman un resultado espectacular al que pocos podrán resistirse.


Desmoldamos la pannacotta y añadimos ralladura de lima


Ahora os toca a vosotros, a ver qué os parece.

4 comentarios:

  1. Pues que nos va a parecer?? una maravilla... y que me la llevo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Gracias de nuevo Victoria, ahora te mando un par a casa ;-)

      Eliminar
  2. Yo tambien he hecho panna cotta por primera vez hace poco tiempo, y me encanta! Casi siempre suelo verla com coulis de fresa ó de frutos rojos, y me gustó mucho esta idea de la confitura de nisperas. Menuda pinta tiene!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como te gusta, están tan ricos y a la vez estamos tan acostumbrados a los frutos rojos que a veces nos da pereza cambiar. Muchas gracias! Bss

      Eliminar

Google+ Directo