Páginas

20 de octubre de 2014

PATATAS GUISADAS CON NÍSCALOS

Así como suena, hoy vamos a preparar un guiso de patatas con níscalos o rovellones. Igual de simple es el nombre de esta receta como la forma de elaborarla pero os aseguro que se trata de una exquisitez en sí misma.


Excelente receta de otoño

La historia de esta receta no es familiar aunque mi madre lleva preparando los níscalos en casa de esta manera desde hace muuuuchos años. Me permito el placer de saludar a la hermana del artista, seguidora de este blog, que disfruta con las recetas que publico. Muchos besos Magüi.


Receta simple y exquisita


Este mes tengo la suerte de poder volver a competir en una de mis Comunidades de G+ preferidas, así que con esta receta participo en el Reto de Otoño de Cocineros del Mundo de Google+ en el apartado de salado.


¿Setas o calabazas?


No tengo mucho más que contar porque esta es una de esas recetas que te sacan de un apuro, disfrutas a tope con poco esfuerzo y cuando la pruebas quieres repetir. ¿Qué mas queréis?

Ingredientes para 4 personas

- 1/2kg. níscalos
- 3 patatas grandes
- 8 dientes de ajo
- 10 granos de pimienta negra
- 1 hoja de laurel
- Aceite de oliva, agua y sal

Elaboración

Plato sencillo donde las haya, no va a requerir un esfuerzo especial para conseguir chuparnos los dedos al final. Y sin haberlo preparado me ha salido un pareado... ¡jajajaja!

Vamos al lío.

1- Lavamos los níscalos bajo un chorro de agua fría, los cortamos en trozos y reservamos.


Lavamos y cortamos en trozos los rovellones


2- Lavamos y pelamos las patatas.

3- Pelamos y picamos los ajos para incorporarlos en una cacerola con un chorrito de aceite.

4- Antes que se tueste añadimos la pimienta en grano y el laurel.


Picamos y doramos los ajos con la pimienta en grano


5- Damos unas vueltas y vamos incorporando las patatas chascándolas. Ya sabéis, el viejo truco para engordar el caldo de los guisos. Removemos y dejamos unos minutos para que se doren.


Chascamos las patatas y dejamos que se doren


6- Ahora añadimos los níscalos y removemos bien. Veréis cómo cambia el aspecto del guiso casi de forma instantánea.


Añadimos los níscalos en trozos


7- Cubrimos con agua corriente y sazonamos.


Cubrimos con agua y sazonamos


8- Dejamos hervir hasta que la patata esté hecha y veamos que ha espesado el caldo.


Dejamos hervir hasta que la patata esté tierna


Ya tenemos preparado nuestro primer plato para un día típico de otoño.


Un plato 10 en muy poco tiempo


Cortamos unas rebanadas de pan y nos sentamos a la mesa para deleitarnos.


Preparad el pan para mojar



6 comentarios:

  1. Espectacular!! Tiene una pinta fabulosa y con los rovellons, que rico! Es un plato para dejar el plato bien limpio, sin duda, en casa nos encantaría!! ;)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina! Desde luego está riquísimo y te animo a que lo probéis en casa, verás como repetís. Bss

      Eliminar
  2. Muy rico. Ya lo haré esta semana, aunque 8 dientes de ajo me parece excesivo para esta cantidad.

    Un saludo,
    Carlos Rilova

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre Carlos!!! Cuanto tiempo, jeje... Ya me cuentas qué te parece, pero te recomiendo que no escatimes con el ajo pues desde mi punto de vista acompaña bien el conjunto. De todas formas hazlo como creas que te va a gustar más ;-) Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me encanta estas patatas con niscalos, la tengo pendiente de hacer la he preparado con otras setas pero esta debe de estar riquísima!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel, yo me tengo que animar a preparar este guiso con otro tipo de setas a ver qué tal. Muchas gracias por tu visita y espero que lo disfrutes!
      Besos

      Eliminar